lunes, 13 de diciembre de 2010

BARRANCO DE OTÍN

¡Hola amigos!, soy Chesús Molleja y esto es embolicada extrema. Para mi nueva aventura nos vamos a desplazar a lo más escondido de la Sierra de Guara, en pleno Prepirineo oscense. A un lugar al que todavía no ha llegado ningún humano (al menos este mes). Nada menos que al mítico, desconocido y peligroso barranco del Mascún y a uno de sus afluentes...comienza pues...embolicada extrema. Pero para esta aventura no voy a ir solo, me van a acompañar tres auténticos especialistas. Os presento a Pol (al que ya conocéis de otras embolicadas), Javi Campillo (hermano del anterior) y Chué (al que también conocéis, aunque menos, de otras aventuras). Este barranco solo se puede bajar unos meses al año ya que, en primavera, el buitre de culo rojo (Gyps culirubeus) cría en sus precipucios y está prohibido su descenso.
Así pues, salimos de Biescas a las siete de Biescas, hoy lunes, con un frío de cojones, y cogemos a dos de los especialistas en Villa Cloro. De allí, bajamos a Huesqueta y cogemos la autovía recién estrenada que nos lleva al cruce de la carretera a Alquezar y Rodellar. Boira abundante, lo que promete buen día por las alturas.
Al llegar a Rodellar nos encontramos con un pueblo fantasma. Únicamente un francés, ojeroso y legañoso, nos pregunta que qué barranco vamos a bajar. La toma de contacto con el mundo real ha sido brutal. Hemos Salido del cocherito leré (22º C, AC/DC a to trapo...) para ponernos en pantaloncito corto a varios grados bajo cero y en medio de un silencio sepulcral...
Inmediatamente iniciamos el descenso hacial el Mascún. El agua, del tiempo...hay que cruzarlo hasta 6 veces mojándonos hasta la canilla....Brrrrrrr, todavía ahora, duchao, con el albornoz y en casa, se me pone carne pollo. Llegamos al poco al desvío de la costera. A partir de aquí nos pega el sol, el camino se empina y ya sudamos. Hasta llegamos a subir únicamente en pantalón corto, dejando al aire nuestros torsos esculpidos a golpe de bocata chulla, chistorra pa almorzar y cerveza. Llegamos arriba, dando vista al pueblo de Otín, y paramos a echar un bocao, aquí que se está bien. Nos calzamos el neopreto y p'adentro. El primer contacto ya nos anuncia lo que nos vamos a encontrar. Agua abundante y fría de cojones. Las primeras marmitas se pasan rápido hasta un primer rápel corto que te lleva al abismo. Estamos en el Saltadero de o palomar, 70 m. que te los haces de vellón en dos rápeles de 35 per capita. El primero es volao mientras el agua te ducha a base de bien. El segundo es una rampa que te deja al pie de una zona más abierta. De allí, se inicia un estrecho de marmitas "arrosariadas", en palabras de E. Salamero, escritor de la biblia de Guara http://www.libreriadesnivel.com/libros/sierras-de-piedra-y-agua-parque-de-la-sierra-y-canones-de-guara/2852002/ Rápeles cortos, algunos guarros en la salida. Hay una marmita trampa, hoy llena de agua, que cuando esté seca debe ser como entrar en una perola gigante y de la que no debe ser fácil salir. De allí, enseguida se llega a otro rápel de 40 m, del que ya se ve el Mascún abajo. Antes de montar el rápel nos echamos un cigarro. Craso error, amiguitos, además de que el tabaco es mu malo para la salud y provoca impotencia (en estas condiciones esto nos la pela ya que el aparato genital se nos ha retraído tanto que parece un ombligo), decía que, además de lo malo que es para nuestros bronquios y bronquiolos, hoy aquí sopla un biruji que, cuando queremos darnos cuenta, nos hemos quedao como el hombre de Similaun. Bajamos el rápel largo, montamos otro más de 25 m. y llegamos al cauce del Mascún, justo donde acaba el Caos de l'Onso. De aquí, solo nos queda descender el río (algunas badinas nos obligan a meternos con agua hasta el cuello, lo que en estas circunstancias no mola nada), pasamos por debajo de a Peña a Costera y la Cuca Bellostas (este topónimo hace alusión al pene, pito, mingorra, picha u minga de uno de Casa Bellostas de Otín que debía calzar un número alto) y llegamos a Rodellar a las cuatro de la tarde, justo cuando se está empezando a esconder el sol y la temperatura baja de forma alarmante.
Constatamos con satisfacción que hay un bar abierto, así que a él nos dirigimos a echar un trago, que nos lo hemos ganao. Dudamos si pedir café con leche pa calentar el cuerpo o cerveza pa calentar el ánimo. (Bueno, la verdad es que hemos dudado durante unos pocos segundos). Gana la segunda por aclamación popular.
De allí, de tirón a Biescas donde llegamos 11 horas después de haber salido esta mañana.
Hala pues...

8 comentarios:

Marian dijo...

Muy buena entrada, y como siempre te felicito por tu manera de contarlo. Saludos

J. M. N. dijo...

Gracias Marian, es un placer que haya gente como tú que lea y le gusten las chorradas que pongo. Lo cierto es que, cuando me planteé lo del blog lo hice únicamente para pasar el rato, y no pegarme las tardes viendo Salvame o el diario de Patricia. pero bueno. Si a la gente le gusta, mejor que mejor.
Gracias por tu interés

J. M. N. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
POL dijo...

Muy bueno coleguilla de aventuras extremas. Como siempre un pero, por qué me llevas siempre a sitios raros donde no hay animales bípedos?, pones a prueba mi fidelidad?.Salú

Ritxi dijo...

Da lo mismo, lunes, sabado, jueves, domingo... todos los días haceis actividades,
Macho que convenio de trabajo tienes? por que o te ha tocado la primitiva u os he descubierto y sois los reyes magos.

ala saludos.

J. M. N. dijo...

Hala Pol, que ya hemos hablao muchas veces de esto. Te jodes y me acompañas a lugares aislados y desiertos, que pa gente ya está el Corte Ingles y la misa de doce el domingo.

Y Ritxi, ayer dió la casualidad que todos los que fuimos somos funcionarios o cosas parecidas (si, si, a esos que nos han descontao un 5% mensual desde hace tres meses y en la extra de navidad el 30%) y, como somos tan trabajadores, nos quedan días de asuntos propios. Si no los gastamos antes de diciembre los perdemos. Así que la cosa está clara, hay que coger fiesta aunque sea para dormir hasta las 12.
Salú, montes y barrancos pa los dos.

felquera dijo...

Hola mocet, aora he visto el tuyo comentario en el mío blog, gracias per pasar e per enlazar. e aora una pregunteta: ¿án ye feta la 4ª foto? Le veigo unas posibilidatz pa las nocturnas bestial, encara que aora voi mui pillato.
Saludos d'un ex-barranquero :-)

J. M. N. dijo...

Ye feita en o Mascún. Cal baxar ta Guara e ir ta Rodellar. Dende allí baxar ta o barranco y seguir o camín que leba ta Otín. (Ye todo siñalizato) En meya ora escasa te metes debaxo d'ixa peña. En os libros la claman a "Ciudadela del Mascún". Antimás pues dormir allí mesmo.Bi-a buenos puestos. Y si bas en verano no te faltará compañía