jueves, 15 de septiembre de 2011

MONTE PERDIDO, 3355 m.

Ya se que no es la forma más elegante y "montañera" que hay para subir a este peñasco, pero era difícil ponernos de acuerdo todos para disponer de dos días de fiesta y subir a Goriz. Así que hoy hemos subido aprovechando el autobús que sale desde Nerín y que te lleva hasta los miradores de Ordesa, a 2200 m. Lo malo es que sale a las siete de la mañana (con lo que nos hemos tenido que levantar a las cuatro y media) y que el billete ida y vuelta te cuesta ¡20 eurakos! Sale el km más caro que si fueras en AVE. Bueno, pues a las siete de la mañana estábamos, puntuales y totalmente sobaos en Nerín, Paco, Teo, Begoña, Javier, Ana y yo. Subimos nosotros y dos parejas más, 10 personas en total . En poco menos de media hora y amaneciendo, estamos arriba. Día completamente despejado y espectáculo de luces y sombras digno de ver. Las montañas se van poniendo rojas mientras que el fondo de los valles continúa en penumbra. Cogemos la senda que bordea los precipicios meridionales del cañón. Nunca había estado por aquí pero, realmente, merece la pena. En hora y media nos plantamos en Góriz donde almorzamos. El refugio, pese a ser un miércoles de septiembre, está lleno y nos dicen que, al menos 40 personas van camino de Monte Perdido. Emprendemos la subida. Les había dicho de subir por la vía de las Escaleras y bajar por la normal pero el día cojonudo que ha amanecido se está jodiendo por momentos. Enormes nubes de evolución se están agarrando al Tobacor, al Cilindro y probablemente aunque no lo vemos, al Perdido. Así que, como por las escaleras solo he subido una vez y por la normal esta será la octava (más otra por la norte y otra desde el Soum de Ramond) preferimos asegurar e ir por allí. El camino, en todo momento, está perfectamente marcado con hitos. Pasamos el desvío a las Escaleras, subimos un repecho y llegamos al gran caos de rocas conocido como "La ciudad de Piedra". En vez de seguir el camino principal, que atraviesa el caos, cojo uno a la derecha que lo bordea. Cuando nos damos cuenta que hemos dejado el camino principal mucho más abajo, se produce el cachondeo general y surgen las dudas sobre mis capacidades de guiaje. Lo cierto es que nos hemos evitado el caos y hemos ganado altura más suavemente. (Aunque soy consciente que nunca me darán la razón). En pocos minutos llegamos al lago helado situado ya a 3000 m. El ambientazo aquí es totalmente alpino. Nos envuelven las nubes y empieza a hacer fresco. Sin apenas detenernos, seguimos hacia arriba. A mitad del canal de la escupidera, justo cuando empieza la penosa pedrera final, Ana y Javier se dan la vuelta. ¡Pero si quedan a penas 15 min! No se sienten seguros, estamos envueltos en niebla, hace frío y la cabeza dice que no...se van para abajo a esperarnos en el lago mientras nosotros seguimos. 15 min que se convierten en media hora hasta que llegamos a la antecima y pocos minutos después arriba. Del paisaje soberbio que se debería ver no se ve nada. Alguna vez se abre y nos deja ver el Soum, el ibón de Marboré y poco más. Lo siento por Teo y Begoña que no habían estado nunca. Paco sí, el es la tercera vez que sube. Estamos poco rato arriba, hace frío, nos ha costado casi tres horas y media desde Goriz y Begoña va floja de fuerzas y moral. La pedrera para bajar nos resulta penosa. Llegamos al ibón, nos juntamos con Ana y Javier e inicimos la bajada hasta Goriz donde llegamos a las cuatro de la tarde. Comemos, caen abundantes cervezas (pese a los precios) y cafeses. Una vez recuperadas las fuerzas (algunos más que otros), a las cinco y media, tranquilamente, cogemos otra vez el camino de Sierra Custodia. Marmotas que ni se inmutan cuando pasamos, luz tamizada y tangencial...es el colofón perfecto al día. Las luces son para fundir la cámara haciendo fotos. A las siete y media llegamos a donde nos tiene que recoger el autobús que llega puntual. A las ocho marchamos hacia Biescas a donde llegamos a las 9 y media, 14 horas y media después de haber salido esta mañana. Creo que ya no voy a subir más a Monte Perdido. Hay todavía muchas montañas que subir y muchos valles que visitar...
Hala pues....

4 comentarios:

felquera dijo...

Deixa-me que te recomiende la zaguer puyata per an que i puyé yo la unica vez que i estié: Refugio de Pineta-Collata Anyisclo-Punta las Solas.Collata entre el Perdido y el Soum de Ramond-Perdido-Ibón Chelau-Collata Cilindro-Marmorés-Pineta.
Un sobo, pero mereix la pena. Estianyo no puedo repetir-lo, pero el que viene espero poder fer-lo.
Salut.

J. M. N. dijo...

Salú Felquera.
Profés que ye buen sobo. Ye estato en toz ixos puestos que nombras. Estié una añada triballando en Escuain y los me recorrie toz. Dimpues e seguido yendo. I-soi un enamorau d'Ordesa y alrededors. ¿D'a collata Zilindro ta ro Marmorés por do baxes? As dos chamineras que bi-ha pa felo son a cada cual pior...
Saludos...

felquera dijo...

Pos no te sé decir quál ye, la verdat ye que nos costó una mica trobar-las (yera la primer vez que ibe per astí). Pero quan la trobemos, emplastemos es tochos d'abellanera t'abaixo e ni montemos la cuerda, asinas que no la recuerdo tant mala. La destrepemos sin problemas.

felquera dijo...

Soi pensando en puyar maitín ta'l Pico Anyisclo dende Pineta. La pena que tiengo prisa e no puedo repetir el Perdido, pero l'anyo que viene espero que torne a cayer.