domingo, 18 de diciembre de 2011

ERATA, SOLSTICIO DE INVIERNO

Otro año más, y ya van seis, hemos vuelto a subir a la ermita de San Benito de Erata a colocar el Belén de la asociación. El año pasado subimos 18 personas y este año hemos subido ¡¡¡3 y un perro!!!. Claro que estaba previsto hacerlo ayer pero las condiciones no eran las adecuadas. Nevaba, la boira bajaba hasta Gavín y apetecía más meterte en la cama otra vez o en un bar a echar un café bien caliente (que fue lo que se hizo, al final) Hoy ha amanecido despejao pero hacía un frío que pelaba a las ocho de la mañana. Al final aparecemos por la plaza Pol, Rubén y yo. Hasta San Juan se puede subir con la kangoo y eso que allí ya hay más de un palmo de nieve en la pista. Raquetas desde el mismo coche. No sopla viento y el frío se combate bien andando deprisa. En la fuente os Comos hay nieve ya para aburrir así que cogemos de frente y en poco menos de dos horas nos plantamos en la ermita que está completamente estucada por dentro y por fuera. Ponemos el belén, echamos un bocao y un trago y firmamos en el libro. Se ha levantado aire y hace un frío pacagase. Rubén se quita los guantes un momento y experimenta su primera congelación de tercer grado en las falanges distales. Subimos a la punta de Erata. Nos encontramos una señal, recién puesta, en la que se indica que aquello es término municipal de Broto ¿¿¿????
Yo cada día alucino más. Se gasta dinero público en auténticas gilipolleces. Y a mí, que soy un senderista de Faramontanos de Tabara (provincia de Zamora) que subo a ver el paisaje del Piri, qué coño me importa si voy por el término municipal de Albalate del Arzobispo o por el de Mexico DF? ¿vamos a poner fronteras otra vez ? ¿hay que pedir permiso al excelentísimo y acojonantísimo ayuntamiento de Broto para pasar por sus feudos? Claro que, últimamente, ese ayuntamiento ha demostrado una sensibilidad exquisita para con ese territorio. Hasta convocaron una beca de investigación histórica, artística y/o antropológica a la que alguien conocido se presentó (y que no se la dieron). Luego nos hemos enterado que se la han dao a uno que, casualmente, es de Broto y que ha presentado un proyecto sobre " Bases para una gestión agrosilvopastoral de Sobrepuerto" ¿Y qué coño tiene que ver eso con la historia, el arte o la antropología????, os preguntaréis queridos amiguitos y amiguitas !Ah!, claro. Pues que no es sensibilidad por el patrimonio o el medio ambiente lo que los mueve. Se trata, simple y llanamente, el justificar la revindicación histórica de una pista que llegue al corazón de esos paisajes prístinos desde el municipio para su "explotación" (léase ganadería, caza, aprovechamientos silvícolas en un precioso bosque mixto con pendientes del 30 % y hasta, a lo peor, como todavía hay mercado con la que está cayendo, una urbanización megachachigüay llamada "Soledades de Otal" con campo de golf adosado en o barranco Labañera...).
Le dijimos a éste ingenuo que impugnara la decisión del consistorio, que se lo dijera a la prensa. Han sido tan chapuceros que ni siquiera han sabido hacer las bases a medida del tipo al que se lo pensaban dar ya de antemano demostrando, con esto, un desprecio acojonante hacia el tiempo y el trabajo los otros que se presentaron, creyendo que iba a ser todo legal y que estaba erradicado desde hace décadas el amiguismo y el yotepagolosfavoresnotepreocupes. Que asco, ¡por Dios!. Por suerte para ellos, este ingenuo ha decidido el no perder un minuto más con esta chapuza. Lo malo, es la lectura que se hace de estas cosas. En estas montañas somos, todavía y sorprendentemente tribales. Aquí todos vamos a nuestro puto rollo, sin criterio y, lo que es peor, sin visión de futuro. Así nos va...y a sí nos irá. El futuro paisaje protegido de Sobrepuerto, ahora lo veo claro, no tiene ningún futuro.
Afortunadamente, allí donde está y como está puesto, será el viento o las vacas los que hagan con el cartelito lo que tengan que hacer.
¿Qué os estaba contando? ¡Ah, si!. Pues que después de subir a la punta hemos bajado a media ladera hasta llegar otra vez a la fuente y, de allí al coche. La jornada a terminado, como el año pasado, con unos platos de calamares y unas cervezas (pa Rubén naranjada) pagados por la asociación en el camping de Gavín.
Por cierto, antes de que alguno se le ocurra decir o hacer alguna idiotez, que se asegure. Aunque la ermita de San Benito perteneció históricamente a Otal, ahora mismo, en el siglo XXI, pertenece, administrativamente, al término municipal de Biescas. Por eso y por su valor antropológico e histórico se restauró por parte de gente de Biescas...claro que, a una mala, siempre se puede volver a dejar como estaba antes del 2008.
Hala pues...

3 comentarios:

Cristian dijo...

Que cracks... yo creo que esta vez me hubiera quedado en el Bar tomando un café calentito, estoy loco pero no tanto.
Bueno, pues nada, ya me diras si te apetece alguna caminata "pa" bajar los turrones, que estamos echando barriga.
Un abrazo.

Marian dijo...

hola J ! joer solo de leerte me muero de frio jejeje. Aún así, las fotos son preciosas con tanta nieve... Bueno pues ahi queda el belén otro año más. Feliz solsticio!

J. M. N. dijo...

Hola Cristian y Marian.
Pues sí que hacía frío, si. Pero llevábamos la bota para almorzar (el vino no se hiela, el agua sí) y siempre es un placer subir a erata y ver el paisaje que desde allí se ve.
Cristian, andamos cuando quieras (o cuando podamos) y Marian, el belén se quedará allí hasta abril o mayo. Otra nevada más tapará la puerta de la ermita (todos los años pasa igual) y ya no hay forma de entrar hasta el deshielo.
Hala saludos a los dos y buen solsticio, o navidad, o fin de ciclo o comienzo de otro o lo que mejor os cuadre según vuestras creencias y/o inquietudes espirituales.