lunes, 30 de julio de 2012

ANAYET, 2547 m.

Otra vez en el Anayet. Pero esta vez no fue igual que las demás...no he subido yo solo dejando el perro atao al inicio de la cadena ni hemos subido los amigotes de siempre. Hoy hemos tenido una compañia especial. Marta vino desde sus soleadas tierras mediterráneas a conocer el Piri y uno, que le tira todavía la vena de guide aunque ya esté jubilado de esos menesteres, le preparó un intenso y compacto calendario de actividades para cinco días. Ordesa, Iglesias prerománicas y románicas, visitas nocturnas...y para fin de fiesta y despedida un pico emblemático, de esos con el punto justo de belleza y dificultad para que no te dejen indiferente. Sin duda, al Anayet hay que subir, por lo menos, una vez en la vida.
Así que salimos de Biescas a las siete y media Marta y yo en un coche y Pol con los dos crios-sarrio en el otro. Nos plantamos en poco tiempo en el Corral de las mulas donde aparcamos y empezamos a andar.
Día precioso, con una temperatura ideal. Media hora por asfalto nos dejan en las aberrantes instalaciones de Anayet. Allí, durante ocho o nueve meses al año, yacen sin vida hierros, maquinaria, cables, basura y un enorme edificio que trata de imitar, sin conseguirlo, arquitectura de montaña más propia de los Alpes que del Pirineo. Hoy, en vez de ejkiadores, son las vacas las que campan por doquier.
Afortunadamente, nada más pasar el edificio y el gigantesco parking, cogemos el camino que nos lleva, por la orilla del barranco de Culivillas, a bordear la punta de la Garganta y, subiendo el umbral rocoso que represa (o represaba) a los ibones de Anayet plantarnos en el llano donde se abren los horizontes. El protagonismo allí es, sin duda, para los dos volcanes pérmicos; el Midi d'Ossau y el pico de Anayet a donde pretendemos subir pese a las dudas iniciales de Marta ¿allí se puede subir? ¿de verdad?. Poca gente para el día que hace...sin duda hemos madrugado mucho. Paramos a echar un bocao mientras comentamos lo poco que les queda a estos ibones. Recuerdo perfectamente la existencia de, al menos, tres lagos. De hecho, en cualquier mapa todavía salen los tres. Bueno, pues de esos, subsiste el situado más al norte. El central está colmatado más de la mitad y el situado más al sur a desaparecido para convertirse en una turbera. Una vez desayunados, cogemos el camino que se dirige al collado entre el vértice y el pico. Dejamos ya las verdes y bucólicas praderas para meternos en un mundo mineral donde destacan las areniscas y conglomerados rojizos propios de estas zonas volcánicas.
Al collado llegamos enseguida. Se abren todavía más los horizontes y vemos que en la France y en los valles orientados al norte tienen, para variar, un espeso mar de nubes. Adelantamos algún grupo, subimos el primer resalte y paramos en una llanura elevada donde confluyen las areniscas con las andesitas que forman la cúpula cimera. Allí se ponen el arnés Marta y los dos críos -sarrio. Trepamos un poco y enseguida llegamos al paso equipado con una cadena que, por una placa inclinada, nos llevará al pie de la chimenea que da acceso a la cumbre. Esta chica, pa
ser que vive 190 m. sobre el nivel del mar, se maneja y gobierna por estos parajes como si fuera una auténtica capra pyrenaica. Chaime y Bizén, por su parte, no tienen tampoco ningún problema para subir por allí. La chimenea también se resuelve sin problemas y, en menos que silva una marmota, estamos arriba, a 2547 m. disfrutando de un día y unas vistas preciosas. Destaca, omnipresente y saliendo de entre las nubes, el Midi d'Ossau. Mucha gente en la cima y muchos más que suben. La zona de los ibones está ahora como pal concierto de Manu Chao. Hacemos fotos, disfrutamos de las vistas e iniciamos la bajada porque en esa punta, que debe tener 20 o 30 m2, empieza a haber ya demasiada gente. Nos cruzamos con muchos subiendo por la chimenea y en el pasamanos. allí somos testigos de la inconsciencia de un papi que lleva a sus niños (¿¿¿vais con arnes????. ¡¡¡si no hace falta!!!!, nos dice) parriba sin asegurar ni nada. Pues claro, buen hombre, claro que se puede pasar sin asegurar...incluso alguno podría pasar haciendo el pino-puente pero eso no es lo que hay que transmitir a los nenes...también se puede ir sin cinturon en el coche, incluso se puede conducir borracho, pero no es eso ¿verdad?. Porque aquí, en la high mountain, los errores se suelen pagar caros y lo que, en principio iba a ser un buen día para luego contarlo en la ofi a los compañeros en plan papi enrrolladote y coleguita se convierte en el peor de tu vida...y ya no habrá remedio. No, no hace falta arnés para el nene. En fin....
Bueno pues que nuestros críos e invitada si que se quitan el arnés para continuar hacia el collado y después otra vez a los ibones donde comemos rodeados de gente.
La vuelta la hacemos por la cabaña de la glera y por la pista homónima hasta el parking de Anayet. Luego, desandando el camino por la carretera otra vez al coche. Esta mañana había cuatro vehículos, contando a los nuestros. Ahora parece esto el parking del Carrefú en vísperas de navidad. El track, aunque es un camino sin pérdida posible, aquí.
Una vez cambiados, subimos a la frontière donde nos hidratamos convenientemente antes de emprender la bajada otra vez a nuestros respectivos lugares donde nos despedimos.
Marta se va el domingo a sus soleadas tierras mediterráneas no sin antes organizar otra salida en septiembre, esta vez a un monte un poco más alto...yes perdita, mesacha, te ha pillato a droga d'o mon. No cal luitar, no bin-ha de remeyo.
Hala pues...

6 comentarios:

Marta dijo...

Pues mira JM, he pasado de Capra Pyrenaica a Marmotilla, porque hoy he dormido lo que no está escrito!
Y, además, he podido comprobar que lo de "los dos guías más guapos, más inteligentes y más pofeshionales" de todo el valle de Tena...pues mira, es verdad y doy fe de ello!
Y sí, tienes razón..."soi perdita, me ha pillato a droga via intrabenosa, e ya no bin-ha de remeyo, no bi ha cosa que fer". Lo bueno es que el antídoto es "ir ta lo mon". Así es que, ahora que ya nos conocemos y hemos comprobado que no somos psicópatas, nos vemos pronto, y aunque crea que algunas montañas son demasiado altas para subirlas...me fío de vosotros y de vuestro buen hacer!
Gracias por este día en el Anayet (y por todo ya lo sabes)!
P.D. los neandertales además de ser los primeros que enterraron a sus muertos, también fueron los primeros en poner flores en sus tumbas. Se me olvidó decirlo.

Besos

Pirene dijo...

Jo! ¡cuanto daño ha hecho quechua!. Desde que el monte está de moda, irte a cualquier parte es irte a Salou... en fin, el monte es de todos... ¿no?.

Ahí te veo, inyectando monte-droga a dorquier... si es queee....

Me alegro que la mesacha mediterránea disfrutara y cómo mola cuando te llevas gente "poray" y se lo pasan tan bien que ya quieren volver. A lo mejor este domingo me toca a mí lo propio, intentaré estar a la altura.

Ale pues!

J. M. N. dijo...

Marta, el placer ha sido compartido...yo que pensaba que en esto del internete solo había frikis y psicópatas y me encuentro con gente tan maja como tú. :-)))
Hala, descansa, que te lo has ganao y nos vemos en septiembre.

J. M. N. dijo...

Pirene, el monte es de todos pero no todos saben estar a la altura del monte. Y por lo demás sí, mola tener gente maja alrrededor, que respondan a las espectativas y que se dejen inocular este tipo de drogas...
Salú y montaña

David Lozano Muñoz dijo...

Un blog auténtico el tuyo, amigo. Felicitaciones por las entradas, por el uso de la lengua imperial, por las actividades y la pasión que destila y por los valores que transmites.
"Delenda est Formigalia"

J. M. N. dijo...

Delenda est Formigalia, amicus David, delenda est. Item Cerler item Panticosa....
Gracias por pasarte. Me alegro que te guste.