viernes, 16 de julio de 2010

TARDE DE GLOCES Y SOMBRAS

¡Pero qué maja es la garganta de las Gloces!. Junto con el Gorgol, la garganta de Escarrilla y el Furco los habré bajado montones de veces. Esta en concreto, hasta que dejé de apuntarlo, la había bajado 15 veces. Y es que no es para menos. Es un paraje precioso. Así que ayer, con Pol, Teo, Chue y Urbez nos fuimos otra vez para allí. Estos dos últimos no habían estado así que no había excusa para no volver. Llegamos a Fanlo y vemos al menos dos grupos preparándose para entrar. Nos cambiamos como un sputnik y arreamos delante de todos. 15 min de bajada por pista te dejan en el inicio de la garganta que se presenta como una raja sombría, negra y húmeda que me recuerda vagamente a algo que ahora no recuerdo......
El recorrido, como siempre, precioso. Zonas casi espeleológicas seguidas por contraluces magníficos, paredes cubiertas de arriba a abajo de Ramondia myconi en plena floración a mediados de julio cuando lo normal es que esté a principios de junio.... Bajamos muy despacio haciendo fotos y disfrutando del paraje sabiendo que dura muy poco. Me ha llamado la atención que hemos visto cuatro especies de bichos, algunos vivos y otros en compañía del Padre celestial. En concreto un eslizón (vivo), una culebra de collar (muerta), varias ranas (vivas) y una golondrina (muerta).
Resaltes pequeñitos nos llevan a los tres últimos más grandes. Dos se saltan y otro, el último de todos, hay que rapelarlo. Hace unos años el único obligatorio era el de entrada, ahora la configuración del barranco ha cambiado. Unos metros más entre paredes encajadas y salimos al sol. Se acabó. Ahora queda subir al coche. 20 min. de subida intensa que nos hace sudar de cojón. De todas formas se me ha hecho más corta que cualquier otra vez. Será por que he dejado de fumar y subo como una sericueta...
Galimba inexcusable en el bar Las Eras de Fanlo mientras vemos como se pone el sol y tiñe de rojo los Sestrals y Peña Montañesa y pa casa.
Hala pues....