sábado, 17 de julio de 2010

BAZIÁS, DESDE EL BALNEARIO

Otro día majo, y eso que cuando me he levantado esta mañana no tenía ni idea de qué hacer ni a dónde ir. Cojo el perro a las ocho y subo hacia el valle. Aparco en el balneario y a las ocho y media empiezo a andar. Hace muchos años, tantos que no tenía ni carnet de conducir (o sea, como poco 22 años) subimos a Brazato, pasamos al ibón de Labaza y desde allí a Bramatuero. Fue la primera vez que vi perdices nivales. Vamos a repetir hoy la jugada. Hasta Brazato hay una subida guapa. Sin pérdida te chupas 800 m. de desnivel por parejes muy chulos. Llegado al ibón de Brazato (represado hace décadas) echo un bocao. Se está nublando todo a marchas forzadas. Saco el mapa para ver por donde podría continuar y veo, muy cerca, el Pico Baziás. Pol había estado la semana pasada con su hermano, yo que soy un envidioso y la meteo que no acompaña demasiado para hacer la travesía que había pensado...cambio de planes y al Baziás. Del ibón de Brazato se sube a los ibones superiores por una costera de piedra suelta. Luego se flanquea a media ladera y se llega al puerto de Brazato. Hasta aquí hemos seguido las marcas del GR-11 y si siguiéramos llegaríamos a Bujaruelo. Me desvío a la derecha y por pedregales cómodos de piedra muy gorda empiezo a subir a lo que creo que es el pico. Al final la piedra es cascajo deshecho en el que se sube de puta pena. Un pasito p'alante, María, y dos pasitos p'atrás, un, dos, tres (Gracias Ricki Martin, que buenos momentos...) Pues eso, que llego a la punta y veo con asombro, consternación e incredulidad que varias figuras antropomorfas pasan de subir a donde yo estoy y se dirigen a un pico que tengo en frente, aparentemente más alto. ¿Y si es ese el Baziás?, ¿Dónde coño estoy yo encaramao?. El mapa me saca de dudas. He subido al pequeño Baziás (2723 m.) que se veía muy bien desde el ibón y el verdadero, el Bazias peak, lo tengo enfrente. Bajo a un collado por una arista fácil y subo, esta vez sí, al verdadero. 2758 m. Con la tontería me he chupao 1200 m. de desnivel en dos horas y media. Vistas soberbias al recién nacido Ara valley y al macizo de Comachibosa (o Vignemale para los franceses). Lástima de nubes. Por encima de 2900 está todo cubierto. La bajada la voy ha hacer por el collado situado al sur del pico. No parece difícil. En efecto, en poco menos de 1 hora me planto en la cola del ibón y, por su orilla izquierda llego a la presa donde echo un bocao. Me junto con una pareja de madrileños que bajan. Los perros que portamos se hacen amigos, yo dejo a un lado mi tradicional misantropía y bajamos charrando sin enterarnos hasta el balneario. Aún me doy una vuelta por ahí a hacer alguna foto a las droseras, la digital y las siemprevivas que están ahora en plena floración. Esta tarde piscina con mis mujeres hasta que me me canse ( o se cansen ellas)
Hala pues...