jueves, 3 de junio de 2010

FERRATA SORROSAL, TERCERA VEZ

Tarde tonta. Sin compromisos, sin cría y la mujer trabajando. Buen tiempo y buena temperatura. Pues en casa no me quedo. Que, ¿nos vamos a la ferrata del Sorrosal que tú no la conoces?, le digo a Teo. Dicho y hecho. A las cuatro y media salimos de Biescas. Parada en Gavín a echar un café y poco después estamos en Broto. Del parking a la cascada hay un paseo corto. No hay ni Dios. Las otras veces que he estado había un montón de gente delante y detrás y hoy no hay nadie. Baja un mangazo de agua guapo en el barranco. Cien metros antes de llegar a la base de la cascada ya te moja el agua pulverizada. Nos equipamos y parriba. Está como siempre, sin ningún problema. Todo el equipamiento en perfecto estado.
Subimos a la cueva en apenas 15 min, pasamos al otro lado y continuamos. Si hablamos lo hacemos a grito pelao del ruido que hace el agua retumbando en las paredes. Cuando llegamos al final, han pasado 50 min. ¿solo?...pues si las reseñas dicen 1h y media...No hemos corrido, hemos parao a hacer fotos, hemos ido despacio algún trozo que resbalaba porque estaba mojao...el caso es que, cuando nos damos cuenta estamos arriba. En el bosque que hay nada más salir hay un montón de orquídeas. Cephalantera damasonium, Plathantera bifolia, Gymnadenia conopsea...está majo. Diez minutos de descenso y otra vez en el coche. Nos habrá costao poco pero hemos sudao de cojón. Medio litro de cerveza cae en un abrir y cerrar de ojos. Hala, ya volveremos otro día.
Hala pues...