viernes, 8 de noviembre de 2013

DEC DE LHURS (2.165 m.)

Nueva quedada de blogueros, esta vez a propuesta de David. Creo que es la primera vez que nos juntamos todos con nuestras respectivas parejas para realizar una de estas actividades chachipirulis in the mountain. Así, David viene con Elena (¿con "H" o sin "H"? se lo tendré que preguntar la próxima vez), Pirene viene con su Bonito del Norte, Silvia y J.C, indisolubles en la salud y en la montaña, Pol viene con Luisa y yo que voy con el Yeti. (que obviamente no es mi pareja afectivo-sexual pero es una de mis parejas de monte, que mi pareja afectivo-sexual es una santa que no le gusta el monte y que se dedica a otras cosas como hacer teatro y...y... y que....¿pero porqué coño os estoy contando yo esto????). Bueno, pues eso que nos juntamos el domingo, a propuesta de David, 9 bípedos y un cuadrúpedo para intentar subir a un pico de nombre impronunciable que está en el famoso circo de Lescún (ou cirque de Lescun pour les habitants de la vallée)
No se madruga porque cada uno venimos de una parte de nuestra geografía patria y algunos tienen buena panzada de km hasta llegar a Jaca.
Saludos y presentaciones. Café rápido y partimos rumbo al norte en dos furgonetas.Pues si en la versant sud el tiempo es anticiclónico, en la norte, nada más cruzar el túnel de Somport, nos sorprende un marrón tirando a negro de nubes bajas, calabobos (u escañacrabas en el decir del país) y humedad relativa del 300%.
Carretera abajo, en vez de mejorar empeora. Desvío a Lescún y, antes de llegar, cogemos una red de pistas y carreteritas asfaltadas, todas señalizadas, hasta llegar al parking de Anapia. Desde aquí, a decir de los que ya han estado, la vista es soberbia. Hoy lo único que se ve es boira por todas partes y paisaje cercano en tonos grises.

¿Salimos o nos vamos a Olorón a comprar bombones? Salimos, claro...pa una vez que nos juntamos todos.... además, la meteo promete una mejoría après midi y son.....las once. Además tengo un goretex nuevo que es el día ideal para estrenarlo....ah, no, que me lo he dejao en casa. ¡listo, que eres un listo!
Cogemos una pista que avanza entre felquerales hasta que se introduce en un bosque mixto que rezuma otoño por todos sus poros. Aunque, no se porqué, pensábamos que habría más colorines.
Aún así, el bosque en otoño y con este ambiente brumoso tiene un toque onírico, mitológico, mágico...subimos hablando del Basajaun, de las hadas, de los duendes y de los neandertales, del imaginario mitológico pirenaico...y de otras cosas más prosaicas que no vienen a cuento ahora porque me estropean el párrafo. La pista se convierte en senda. Atravesamos bosques, zonas rocosas, algún barranco... siempre con una pendiente moderada hasta llegar, ya fuera del bosque, a una zona kárstica donde el camino disminuye su pendiente ostensiblemente. Estamos ya muy cerca del ibón de Lhurs que surge entre la niebla como el lago donde mora Nyneve o Viviana, la Dama del Lago de las leyendas Artúricas.
Pues no, ni Viviana ni Moras d'os ibons. Lo único que encontramos son dos francaises que están parapetados detrás de unas piedras almorzando o comiendo.
Un tramo más y llegamos al refugio-cabane de Claveranne que encontramos, como debe ser, abierto.
Joooooder. Se podría comer en el suelo de lo limpia y cuidada que está...mismamente como los refugios de por aquí que, el que no está cerrado sirve de cagadero ¡Con lo grande que es el monte!.
Bueno, pues hasta aquí hemos llegado. No llueve pero no despeja y vamos calaos. No hace frío pero hace frío aquí dentro. No vamos a ver nada así que para qué vamos a subir al pico que debe estar aquí encima. Encendemos una estufa que hay con cuatro ramitas para intentar secar la ropa y nos damos a un festival gastronómico donde no falta ni dulce ni salado ni caldos variados.
Alguien sale afuera y vuelve diciendo ¡Oh, sorpresa! que no solo no llueve si no que se está despejando y que incluso se ve el pico. Como movidos por un resorte, nos levantamos todos y salimos afuera a contemplar como el Dec de Lhurs emerge de entre la niebla.
En menos de lo que cuesta escribirlo estamos todos vestidos y preparados para acometer los últimos 400 m. de desnivel que nos separan de la cumbre. Bueno, todos no...Elena (con H o sin H?), con más conocimiento que el resto, se queda en el refugio guardándonos mochilas y ropa chorreante.
David enfila esa ladera como si le fuera la vida en ello y los demás, hartos de comida y vino, hacemos lo que podemos para seguirlo. A mí, por intentar mantener el ritmo, me pega un pajarón del que ya no me recuperaré hasta llegar arriba. Menos mal de los cuidados y ánimos de Silvia y Pirene que me acompañan y se preocupan por mi porque mi pareja de monte, el bicho cabrón, se va siempre con el que va el primero.
Llegamos a un primer collado donde se abren los horizontes y seguimos una arista herbosa que, al poco, muere en una antecima de rocas afiladas. Un pequeño llano pedregoso y una trepada sin ningún misterio nos dejan en la cima del pikachu.
El ambiente es absolutamente espectacular. Por todas partes emergen agujas de piedra, picos, (algunos conocidos y otros no), valles entretejidos por girones de niebla...hemos llegado en el momento justo para disfrutar del espectáculo que nos han preparado los dioses ¡anda que no!  
Las cámaras echan humo. Ni a Paquirrín, cuando lo presentó ante los medios la Más Grande (¿La Mas Grande era La Pantoja o la Lola Flores? yo es que cuando me hablan de folclóricas me vuelvo loco...) Decía que ni a Paquirrín ni a su Alteza Real la elefantita Doña Leonor de Todos Los Santos de Borbón y Ortiz, les han debido hacer tantas fotos como hicimos nosotros a esos montones inertes de piedras que cerraban los horizontes en todas direcciones.
Hasta nos hace, un amable francés que aparece por allí, una foto de grupo, hoy que estamos todos y todas.
¡Qué bonito! las parejitas haciéndose fotos, felicitándose, dándose besitos y yo, con el Yeti, esperando pero si hacernos arrumacos ni prodigarnos muestras de cariño, que luego todo se sabe y de todo se habla.
Bueno, que bajamos. Y lo hacemos deprisa ¡Pardiez!, en apenas tres cuartos de hora estamos otra vez en el refugio donde nos está esperando Elena.
Apenas perdemos tiempo. El sol cada vez está más bajo y nos va a venir justo el llegar con luz al parking. Eso sí, se ha despejado de todo y, entre la luz vespertina, el otoño, la conversación y la compañía desandamos el camino llegando a los coches sin enterarnos. Un cuarto de hora más y habría que haber tirado de frontal.
Pues na, que eso a sido todo.  Que desde allí, nos fuimos otra vez a Jaca donde compartimos cafeses, galimbas y/o bebidas azucaradas y refrescantes antes de hacer votos por repetir, cuanto antes, este tipo de actividades.
 
Por cierto, ¿Habéis visto que tengo ya 100 seguidores y seguidoras? (Bueno, mitad y mitad, más o menos, no cien de cada...no se si me entendéis) esto del lenguaje no sexista es un poco coñazo y te lleva a errores. Bueno, eso, que tengo 100 seguidor@s , que no entiendo como os gustan estas chorradas que escribo pero que se os agradece y que tenéis un trago pagao cuando nos veamos (en el monte a poder ser)
Hala pues...

8 comentarios:

Chabier Lozano dijo...

Pos tiens tantos seguidors perque cuentas cosas majas e, amés, muit bien contatas.
Ixa zaguera foto m'encanta.
Salut.

Alicia Marlasca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Naval dijo...

Ya siento lo del pajarón JM. Pero hombre, se trata de que cada uno suba a su ritmo, que luego nos arrejuntamos todos en la cima!!.
Yo me limitaba a seguir al Yeti, ese si que tira, y con 60 tacos en escala temporal humanoide que tiene!!
Al final salieron hasta buenas fotos. Un día bien majo, a pesar del chirimiri.
Saludos.

Jarlata dijo...

Nos gusta tanto los sitios que visitas como el modo en que haces la crónica.
Saludos.

silvia dijo...

Te seguimos porque escribes de puturrú, porque consigues informar y a la par que nos partamos de risa contigo y porque a los amigos hay que seguirlos.
Un abrazo majo!!

J. M. N. dijo...

Podría poner que sois el motivo de que siga haciéndolo, que casi me habéis hecho llorar...pero sería mentira. Lo cierto es que tengo mucho tiempo libre y no me resulta complicado escribir tonterías.
Lo que si que es cierto es que os doy a tod@s las gracias, de corazón, por vuestros comentarios y vuestra lectura.
Hala ya seguiremos poniendo tonterías, ya...

POL dijo...

Yo, personalmente, te leo para ver que pones sobre los acompañantes, a ver si un día me pones verde perejil y no me entero ...., juas, juas.
Salú compañero!!!

Pirene dijo...

¡¡¡Baaaahhh!!! que no es pa tanto! jurjurjur

Me reitero en lo ya dicho por mis compis y ya está, que luego te nos subes a la chepa.

Ale pues! que siga la cosa así y que la próxima no se demore.

Salud y orujo!