domingo, 7 de agosto de 2011

MUSALES, 2654. Circular.

No era este el plan para el sábado. Tenía una excursión con clientes para los lagos azules desde el balneario de Panticosa pero la tronada que cayó el viernes los asustó. Así que, a las nueve y media de la noche, me avisan que se había suspendido la salida. ¿Y yo que hago ahora?. Tengo la mochila preparada y ganas de andar. Además, como todo el mundo debería saber, las tormentas de verano son, casi siempre, vespertinas. Al día siguiente, suele salir un día cojonudo (por lo menos hasta el mediodía).
El caso es que me he levantao a las siete de la mañana y, efectivamente, hace buen día. Me cojo los bártulos, me cojo al perro y me voy, sin rumbo, valle arriba. Paro, después de dudar en todos los cruces, en la Sarra. No he estado nunca en Ibonciecho. Quizá el hecho de que se pueda llegar en coche por una pista, casi hasta él no lo hace atractivo. Sin embargo, en algún lugar he leído que hay una senda que sube y que es cojonuda para bajarla en bici. Voy a verla, así otro día vendré con la burra. Dejo el coche al poco de pasar la presa y cojo una pista, cerrada con una cadena que sube, muy suave, dirección sur. Al poco veo un hito a la izquierda y la senda que acorta las numerosas lazadas que hace. La verdad es que es una subida muy maja. Y la senda, efectivamente, es cojonuda para la bici. Corta la pista en numerosas ocasiones hasta llegar donde acaba el bosque. Ahora, más desdibujada, cuesta un poco seguirla. Al final opto por ir por la pista hasta llegar a un panel de esos que ponía telefónica. Esta gente tenían el sentido de la estética en los güebos. Lo del impacto visual a ellos les sonaría a un puñetazo en un ojo o algo así. Al lado del panel hay una casa, antiguo chalet de los ingenieros que hicieron las obras hidráulicas, del que me sale a recibir una pareja con dos perros jóvenes y pesaos de cojones. El pobre Yeti tiene más paciencia que Santa Teresita y aguanta que le ladren, que le muerdan el rabo y que se le echen por encima. Aquí acaba la pista y se coje un sendero zigzageante que te lleva, en poco tiempo, al pequeño ibón de Ibonciecho. La vista desde aquí es magnífica. Tengo todo el Valle de Tena a la vista. Tenía intención de llegar hasta aquí, pero tengo el collado de Musales relativamente cerca así que me voy ha asomar al otro lao, ya que estoy aquí. Hasta el ibón el paisaje era de hierba y bosques. Ahora, es típicamente alpino. Estoy ya a 2230 m. Por donde estoy subiendo, subía en tiempos un teleférico para llevar materiales a la presa de Respomuso. Hace pocos años Endesa o no sé quién, tuvo a bien recoger todos los hierros, cables, vagonetas y sirgas que jalonaban el camino a la vez que demolía las zapatas de hormigón de las torres. Gesto que les honra, aunque todavía se ven algunos restos. Viendo el paraje por el que te estás moviendo, no puedes menos que pensar en aquella gente, del valle y de fuera de él, que curraron como salvajes, en unas condiciones orográficas y climáticas dificilísimas para que ahora tengamos luz en casa. Y encima, tócate los huevos, los del valle pagamos la luz al mismo precio que, por decir alguno, los de Arjonilla en la provincia de Jaén, donde no deben saber qué es una presa, un entibo o un ibón. Con estas cabilaciones llego al collado de Musales donde me recibe un viento brutal. Pero de acojonar. Yo, que subía en pantaloncito corto y camiseta, me quedo helao en un segundo. Aún así, cojo la cresta a la izquierda que, en apenas diez minutos, me sube a la cima. Joder qué frío. Tengo los pezones que podría rayar cristales. Me meto en un trasaire y me visto con toda la ropa que llevo. Vuelvo a salir a la punta. Una ráfaga casi me tira. De rodillas hago alguna foto. Se ve, justo delante, el Balaitús y las Frondiellas. Muy cerca también el Arriel, el Palas, toda la cuenca de Respomuso..... No hay Dios quien pare aquí arriba. Me piro para abajo. Al llegar al collado vuelvo a dudar. ¿Me bajo por donde he subido o bajo por Respomuso? Al final decido bajar por Respomuso. No conozco esa bajada y me apetece. Hay una senda allá abajo en aquella pedrera. Para allí habrá que ir. Los primeros metros de descenso desde el collado no están muy claros. Es un muro casi vertical de unos 20 m. de alto lleno de terracitas. El Yeti se acojona y me veo el culo para hacerlo bajar. Entre saltos, destrepes y algún resbalón llegamos a la pedrera donde disminuye ostensiblemente el viento y el camino se ve muy claro. En poco tiempo llego al camino que bordea el ibón, cruzo la presa y cojo el conocidísimo, trilladísimo y concurridísimo camino que baja otra vez a la Sarra. Se está nublando muy deprisa y tiene toda la pinta de que va a caer de un momento a otro. Hoy, además, era la carrera de los novios y hay cientos de personas que bajan corriendo y otras que suben hacia el refugio. No acabo de ver yo esto de correr por montaña con zapatillas. O tienes los tobillos de titanio o te los juegas cada vez que apoyas el pie. Además de esto, disfruto de toda la diversa, variopinta y heterogénea fauna antrópica estival que inunda nuestros valles. Desde la típica familia de película de Esteso (ella gorda, él pequeño, calvo, con bigote y dos críos casi iguales), el típico montañero machaka con dos piolets last generation (a dónde coño debe ir este tío con esos artilugios en agosto???), el boceras que anuncia a grito pelao que viene un oso en el paso l'onso (ojalá viniera de verdad, pero el oso amoroso, capullo) o los barranquistas que, con unos cumuloninbus de manual en el cielo, se van a meter en el Aguaslimpias. También me fijo en la flora, claro. El verano está muy adelantado y está todo pasado. Aún así, hay unas hermosas matas de Epilobium angustifolium que acaban, definitivamente, con las pilas de la cámara. Al final llego a la Sarra, después de seis horas justas. Pa ser que no sabía que hacer...ha estado bien. Joooodo como huelen esas costillas que están asando ahí. Hala, me voy pa casa a ver si me han guardao comida que tengo un hambre.....
Hala pues...

5 comentarios:

Marian dijo...

hola, no conocia este ibon pero me han dado ganas de subir. Luego te envio un correo que quiero que me expliques algunas cosas vale??. Saludos

felquera dijo...

Mui entretenita la tuya narración, me'n he redito prou con l'avifauna que corre per ixas montanyas, que no cambia guaire con la que podemos trobar per aquí :-)
Quan te leigo m'entra ganas d'ir ta la montanya, pero estianyo no me vaga guaire :-(
Salut.

J. M. N. dijo...

Hola Marian:
Es un buen sitio. Yo, viviendo al lado, no lo conocía, pero no será la última vez que suba. En menos de dos horas estás allí. Y tu envía, si te puedo ayudar en algo estaré encantao.

Felquera; a bida en tiene de ziclos. Yo e estato muito tiempo sin ir ta ro mon por una u otra cosa y lebo ya zinco o seis añadas que no paro. Antimás, lo me rezetó ro medico con lo que a jefa no le cal dizir cosa... I soi en una segunda chubentú que aspero dure más que a primera.
Salú

PIRINEO ARAGONES Y MONTAÑAS PARA PAJAROS LOCOS dijo...

Caminos nuevos , caminos viejos , caminar ... buena descripción , me ha gustado . Fer

J. M. N. dijo...

Gracias Fer.