martes, 5 de noviembre de 2013

RUTA DE LOS BUNKERS EN CANFRANC

Cuentan las crónicas que, hace muchos, pero muchos años, los partes meteorológicos acertaban con las previsiones....
También cuentan las leyendas, narradas al calor de los hogares por los más viejos del pueblo, que hace también muuuuuuchos años, Pakito el genocida, tras derrocar el régimen legalmente constituido, una guerra civil que desangró España y tras instaurar una dictadura que todavía hoy estamos pagando, estaba con el culito prieto. Europa entera estaba luchando contra el fascismo y era cuestión de tiempo que, tras derrotar al III Reich, los aliados (o las sanguinarias hordas marxistas en el decir de la época)  penetraran en España  a través de los Pirineos para acabar, definitivamente, con los fachas también en esta península nuestra. Así pues, Pakito el genocida, entre 1939 y 1948 encargó la construcción de entre 8000 y 10.000 búnkeres, de los que se construirían algo más de 4.000, a lo largo de toda la frontera Pirenaica. Lamentablemente, los aliados, una vez acabada la II Guerra mundial bastante tenían con reconstruir sus países. El General De Gaulle, en 1945, no reconoce la Junta Española de Liberación y deja en la estacada a miles de republicanos que confiaban en volver a reconquistar España tras colaborar activamente con el ejercito francés en su lucha contra los nazis. Se inicia el maquis, fenómeno éste que tiene su máximo apogeo entre 1945 y 1947 y cuyo fin lo marca la muerte en Cataluña del último guerrillero antifascista, Ramón Vila, en 1965.
¿Qué conclusión sacamos de todo esto, queridos y queridas amiguitos y amiguitas? Varias; a saber:

a) Que no hubo tal invasión y que, por tanto, los bunkers nunca se usaron.
b) Que De Gaulle se comportó como un cabrón.
c) Que hicimos caso a unas previsiones de tiempo erradas y que podíamos haber hecho alguna otra cosa de más entidad.
d) Que fuimos a hacer la ruta de los Búnkers de Canfranc con Silvia, J.C., Rubén y el Yeti.
e) Que todavía falta para que el otoño esté en su máximo esplendor y eso debe ser cosa de los recortes de Rajoy y sus secuaces.
f) Que, cuando me susurran al oído, algunas partes de mi cuerpo reaccionan de forma incontrolable e impredecible.
g) Que no tenía ganas de escribir hoy y que, por tanto, os dejo solo esta gilipollez.

Hala pues...

4 comentarios:

David Naval dijo...

ja,ja...JM, ¡¡ pero que nos dejas a mitad!!. ¿Y el track?, ¿y el detalle del recorrido?. No me extraña, se te calienta la sangre con el Pakito y es mejor dejarlo y tomarse una cerveza y relajar la mente.
Igual habría que ir pensando en crear una "República Independiente" en alguno de esos pueblos abandonados del Pirineo. No sería mala opción, no.

Pirene dijo...

¡Serás cruel! yo que me pongo a leer toda contenta pensando que así me miraba esta ruta para llevarme a un amigo de Barcelona que viene a vernos dentro de dos findes... ¡aaarrggg!! ya me mandarás el track ya! ¡traidor! (a no, que ese es De Gaulle).

Ahora en serio, buenísima crónica histórica. Hijo, escribes de P*t* M*dr*!! y lo digo de verdad.

Ale pues!

J. M. N. dijo...

David, te tomo la palabra. A ver como lo hacemos pero habría que constituir la república independiente de Sobrepuerto con capital en Cortillas. Al paso que vamos, igual es la mejor opción.

Pirene, gracias por los cumplidos... hay días que uno está inspirao y otros....pues que no.
Para ambos: El track no lo tengo. Se me volvió loco el Gipi. Debió bombardear Estados Unidos Somalia o Andorra y desviaron los satélites. Aunque...ahora que lo pienso...a J.C. le marcaba perfectamente la ruta...igual es el GPS mío que lo compré en los chinos...
Hala, saludos a los dos.

Eduardo dijo...

Echando un vistazo en wikiloc, la ruta no tiene mala pinta, y la distancia es asequible para hacerla con niños, así que apuntada queda, saludos