viernes, 28 de junio de 2013

UNA VUELTA POR EL PUERTO DE PIEDRAFITA


Pues hacía muchos años. Tantos que lo tenía fotografiado en obsoleta diapositiva. Además, me he estado informando de sendas en ambas vertientes de las sierras interiores y me apetece (no me preguntéis porqué, porque no lo sé) encontrar un paso que una el puerto de Piedrafita con el de Biescas. A ver que me da tiempo a hacer...
A las cuatro estoy aparcando en Lacuniacha. Cojo la pista que bordea las naves por arriba y que llanea durante más de dos kilómetros. Al final termina en unos prados, gira bruscamente a la derecha y empieza a subir con ganas por medio de un hayedo bien majo. Con la tontería me he colocado debajo justo de las últimas puntas de la Sierra de Partacua. Veo, muy cerca, la Ereta Sta. Elena, la Forqueta os palomos, Punta Cochaldo y varias canales que bajan justo hasta la pista, ahora ya, convertida en senda. Al final, la senda sale a unas campas cuajadas de orquídeas donde desaparece. Hay hitos, no muchos pero suficientes. De todas formas intento ir lo más alto posible en vez de bajar a unos prados que tengo a mi derecha y que invitan a circular por ellos. Pese a que voy rápido, no me resisto a fotografiar la Nigritella, la Coeloglossum  y algunas Ustulatas de tamaño casi arborescente.
Llegando cerca del arco, hay una canal que baja desde arriba y que, vista desde abajo, no tiene mala pinta. Me pongo a subir. Sorprendentemente, no solo no me duele nada si no que subo que parezco que voy dopao. ¿Será el plato judías que me he apretao antes de salir? El caso es que, en apenas 45 min desde abajo, llego a la divisoria de aguas entre el barranco del Puerto de Biescas y el de Piedrafita. Pa mi que esto es lo que, en algún lado he leído, que se llama la Canal del Burro. El otro lado se ve bien. Empinado pero bien. Creo que se podría ir a buscar desde aquí la conocida como senda d'a ralla vieja y, por la caseta de Elías, a buscar la senda del Forato. Por hoy ya vale. Bajo zumbando para abajo pues arriba corre un aire y un frío que pela y yo, que soy muy listo, voy en pantalón corto y no me he traído ni un triste cortavientos. Una vez abajo subo a fotografiar el llamado arco geotectónico, magnífico ejemplo de erosión kárstica que merecería más atención...desde mi humilde punto de vista. Bueno, el caso es que tengo apenas unos minutos de sol para sacarle toda la belleza al paraje en cuestión.
Como todavía hay mucha tarde, (la verdad que da gusto el veraniki y sus tardes largas) voy a coger la senda que viene desde el ibón y así hago una circular bien maja. Cuando bajo hacia Plana terrosa, el Yeti, que lleva toda la tarde encorriendo marmotas, sale disparado hacia dos personas que se ven a lo lejos. Conforme me acerco, veo que son dos chicas. No deja de llamarme la atención. Jueves por la tarde, ni Dios en todo el recorrido y, de repente me encuentro dos mozas bien guapas y bien simpaticonas que me preguntan "por el arco ese que hay por aquí". Pues ya me gustaría acompañaros ya, pero mirar la hora que es y el sol empieza a bajar peligrosamente en el horizonte. Además, en el momento que se ha puesto el sol, se han descolgado las boiras francesas por los collados, ha arreciado el viento y la tarde wonderful que estábamos disfrutando, se está convirtiendo en otra bastante más desapacible. Os aconsejo, les digo, que bajéis al coche y que lo intentéis otro día. Dicho y hecho, emprendemos la marcha pasando al lado del ibón de Piedrafita y ya por senda transitada, trillada y conocida al coche.
La tarde se acaba, pa variar, con una, no con dos, no con tres, cervezas de forma y manera que, cuando salimos del bar, es ya de noche.
Buena caminata, buena tarde, buenas sensaciones físicas después de esta mierda primavera que me estaba oxidando las articulaciones, muy buena compañía...así da gusto. Ahora solo falta que pierda España en el fútbol (que no lo voy a ver, dicho sea de paso) para que vengan de una puta vez y nos ahorremos viajes, estancias y demás mamonadas de los Héroes de la Roja, los técnicos, los entrenadores, los utilleros, los masajistas, los médicos, los fisioterapeutas, las novias, las amantes, los hijos/as de las propias y de sus amiguitas,  los camareros, los periodistas que los acompañan, los que remiendan los balones y los que les lavan los calzoncillos.
Hala pues...

6 comentarios:

luis dijo...

Que casualidad!
Estábamos pensando en acercarnos por el arco este sábado o domingo. Hemos estado un montón de veces en el ibón de Piedrafita, pero nunca nos hemos acercado hasta allí y lo teníamos pendiente desde hace tiempo.

Ese sendero que buscabas para unir ambos valles parece bastante interesante. Zona solitaria...

Un saludo!

J. M. N. dijo...

Hola Luis.

Está todo precioso. Verde como nunca había visto. Al arco no es evidente el camino. Pese a que está marcado, hasta que no llegas a su altura prácticamente no lo ves. De todas formas, hay tracks en internet. Yo me llevé el GPS pero no me marcó la ruta mía...algo he tocado que no se yo...
Y tanto que es una zona solitaria...la vertiente sur de las sierras interiores es una gran desconocida. Ahora que he visto que, hacia el norte es fácil el paso, buscaré la senda de la ralla nueva e intentaré unir los dos lugares.
Saludos!

Karlos dijo...

Chulo, rechulo me lo apunto para este verano con los crios.
Saludos

J. M. N. dijo...

Te gustará Karlos, seguro.
Ye me contarás

Chabier Lozano dijo...

Saca muit buen apinta pa fer-ie unas nocturnas. ¿I hai guaire contaminación luminica? Salut.

J. M. N. dijo...

Non bin-a gota de luz. A "ziudá" mas cercana ye Piedrafita y no creigo que le afecte guaire as cuatro bombillas d'as carreras...
Si, ye un buen puesto ta fer nocturnas me pai...