martes, 8 de diciembre de 2009

FERRATING EN EL REINO DE LOS MALLOS

Hala, los nenes tienen un juguete nuevo y venga...a jugar hasta que se les rompa. Pues sí, hemos cogido prestaos a un colega (desde agosto) unos disipadores y ya que están en la bodega....vamos a sacarles partido. (de todas formas el dueño está en Nueva Zelanda así que no creo que los eche mucho en falta) Aunque ya sé que lo de las ferratas es de nenazas que no saben escalar y todo eso pero oye...es divertido y, al final, es con lo que te quedas. Nos bajamos al reino de los mallos y, en Murillo, cogemos una pista que enseguida nos deja en el camino de acceso a la ferrata de Peña Ruaba. (Del latín, Pinna "almena" debido a que las crestas de un monte peñascoso se asimilan a las almenas de una fortaleza y de rubeus "roja" debido al color predominante de la roca. Si es que no me valoráis suficiente, lo que aprendéis conmigo). Bueno, pues en dicha peña hay dos ferratas; la oeste llamada varela-portillo y la sur llamada De la mora. En todas las reseñas pone que hay que subir por la oeste y bajar por la sur y, nosotros que siempre hemos sido disciplinados y obedientes, pues les hemos echo caso. De la pista sale una senda marcada con grandes hitos y triángulos rojos y amarillos que sube a la base de la pared y luego ladea hacia la izquierda. Se da un gran rodeo (subiendo suave, eso sí) hasta la vertical del portillo dichoso. A partir de allí un pedregal deshecho, empinao y con trazas de senda nos lleva a la base de la ferrata en un marcado espolón. Equipamiento mientras hacemos cábalas de como un zorro a cagao justo en la punta de una piedra colgada del abismo por tres de sus cuatro caras. Pues si se le llega a ir una pata..... La vía empieza bien, prometer promete pero...se queda en eso. Me acuerdo ahora de una exnovia que también me prometía que me iba......bueno, que me desvío del tema. Al principio se sube un espolon vertical ladeando a la derecha hasta llegar a la cresta y allí....s'acabó. Bueno, sigue estando equipada pero se acabó la vertical y se trata de ir por una cresta larguíííísima hasta la cima de Peña Ruaba. (1416 m.) Eso sí, las vistas acojonantes. Todo el Piri axial en pantalla panorámica y tecnicolor. Hoy, además, había nieblas orográficas (u boiras pa los fabloparlantes) y la verdad que el paisaje era para echarse a llorar (de emoción eh!!!!, que los hombres no lloramos de cualquier cosa). Al sur, el cabrón del Moncayo se nos descojonaba hoy sin nieblas.
De la punta se coge una cresta más ancha, dirección sur, y luego otra que desciende, vertiginosamente al lado de un barranco abierto recientemente http://tritonesmajaras.blogspot.com/search/label/Refollau Allí se enlaza con la ferrata de la Mora que es, básicamente, bajar por panzas de conglomerado asegurándote en la sirga. Hay algún tramo de clavijas anecdótico y una aguja, a medio camino, de la que se tiene una vista espectacular de Riglos y sus famosos, coloridos, escalados y fotografiados mallos. (Del latín malleu "mazo, martillo" por similitud morfológica). En poco rato se llega otra vez a la base de la pared y, de allí, faldeando a la derecha, a enlazar con el camino de subida y al coche. Tres horas justas parando 20 min a almorzar en la punta. Y vosotros y vosotras queridos y queridas lectores y lectoras me preguntaréis ¿merece la pena? Pues sí, la merece. Las vistas son espectaculares y la dificultad muy asequible así que...p'arriba. Eso sí, no me quiero imaginar como se debe estar allí a las cuatro de la tarde en agosto. Reseñas, datos y demás aquí: http://www.deandar.com/ferratas/via-ferrata-pena-rueba (aunque le hemos sacado a su horario 1h 30 min de ventaja parando a almorzar)
De allí cogemos el coche, bajamos a Ayerbe (galimba y cigarrito) y vamos a Sarsamarcuello y a la ferrata de Riglos. Por pista se llega al mirador de los buitres (hoy con barro viscoso y resbaloso ándele!!!). A ésta se puede llegar desde Riglos o desde aquí. Desde el pueblo el acceso es bastante más largo. Lagrimita (jó, llevo un día) al ver los mallos y acordarme de cuando subí la Pany, el espolón del Adamelo hasta el Pisón, la aguja roja...anda que no se me han descolgao los güebos desde entonces. En el mismo mirador se coge una senda que empieza a bajar en picao. Al poco aparecen ya las sirgas y los carteles pa que te (Paco de pequeño) asegures. Se mete en una canal estrecha en la que ¡Vemos belladona! ¡Y tejos! ¡Y acebos arborescentes! ¡Y buchos con troncos gordos como mi p...p...p joder, se má quedao el dedo enganchao, pierna! Vegetación boreal, de querencia atlántica conviviendo en armonía con encinas, jaras y romeros. Es como si metes a vivir en una misma casa a un inuit y un congoleño y ninguno de los dos protesta por la calefacción...cuanto nos queda por aprender. Despues de esa canal llegamos a un pinar quemado y ascendiendo por senda, a pié de vía. Clavijas y alguna grapa. Vamos a subir sin coger las grapas. Una primera parte muy fácil te deja al pié de una pared muy vertical y, a ratos, ligeramente extraplomada que te sube, directamente, al mirador. Ya s'acabao?????? Una hora justa entre bajar y subir. A comer en el castillo de Marcuello. Construido en el siglo XI y reformado por Sancho Ramirez para acojonar a los infieles de Bolea y de la Hoya de Huesca, merece la pena darse una vuelta por él pese a la ruina que lo amenaza. Una detallada descripción, como siempre, aquí: http://www.romanicoaragones.com/fortificaciones/180-Marcuello.htm. Vistas impresionantes hacia el sur. (El Moncayo se sigue descojonando) De allí a Huesca y por Monrepós a casa. Atasco de varios km en la punta del puerto. Estos almendr...turistas no escarmientan. ¿No saben lo que significa "salida escalonada"?
Hala pues....

6 comentarios:

Pol dijo...

Me ha encantado la comparación de los inuit y los congoleños viviendo juntos con el de la vegateción de los Mallos, me sorprendes. Y menos mal que la vegetación no es cuadriculada como la cabeza de algunos y algunas.
Salú

angelpito injurioso dijo...

Ahhhhh,que güena persona eres,pol.

Oscar dijo...

bueno, por lo menos ya se donde tengo los trastes....

pa pegaros de hostias por lo del moncayo, in-conscientes e ij-norantes

elales dijo...

Comentaba Bienvenido Mascaray que el origen del término "mallo" podía no ser "maleus" sino el término íbero "mall", que viene a significar "peña". Personalmente... ni idea.

Saludos de un almendr... ¡¡turista!!
:-D

José M. Navarro dijo...

Efectivamente, Elales. Es otra de las posibles interpretaciones. Sin embargo, la persistencia del sustantivo "mallo" en el aragonés actual para referirse a un mazo parece refrendar esta teoría. Ya sabes que la toponimia es un terreno muy especulativo e incluso se usa como arma política en determinados territorios. Además, mientras que Mascaray es "pro-íbero" otros filólogos son radicalmente "pro-latinos" y otros "pro-celtas". Cualquiera de los tres grupos te lo interpretaría (y probablemente te convencería) satisfactoriamente. En fín, los aficionadillos como yo nos quedaremos con la que más nos convenza.

Salú, turista

Pol dijo...

Buenas Oscar, qué tal por las antípodas? Lo de ij-norantes puede estar, total, una mierda monte de poco más de 2000 ...., pero lo de in-conscientes NO, que nos bajamos, no al primer ni al segundo pensamiento, pero si cuando la neurona empezó a dar síntomas de congelamiento.
Un saludo