jueves, 23 de octubre de 2014

UNA VUELTA POR BUJARUELO

Simplemente una entrada corta para llevar la contabilidad y para que no se me olvide esto de escribir
aquí.
Sábado 11 de octubre. Se me preparan dos semanas en las que no voy a poder ir al monte así que decidimos hacer algo que merezca la pena. La idea inicial era, desde San Nicolás de Bujaruelo, subir al ibón de Bernatuara y luego hacer los picos de Bernatuara y se había ganas el Gabiet de dosmilsetecientosypico.
Se apuntan a la maniobra Ana, Begoña, Kankel y yo.
Fuerte calcetinada para recibir el otoño en un valle precioso. Además, anuncian potente anticiclón así que la atmósfera estará prístina y clara cual culito de bebé.
Quedamos a las ocho. Primer problema. No está despejado pese a todas las previsiones. De hecho hay un manto de nubes desde los 1600 m. y el día es gris y feo.... bueno, subiremos al ibón y yastá.
Segundo problema. Una vez dejado el coche y cogido el camino que sube al puerto, hay agua por todas partes, de forma y manera que hay tramos del camino que da la impresión de estar haciendo ascenso de barrancos con agua hasta el tobillo.
Tercer problema y éste insalvable. Los barrancos bajan en modo indómito tirando a brutal, se ha llevado la pasarela que deja cruzar al valle de Sandaruelo e intentar cruzar el río aquí es una temeridad.
Pues nada, ya que estamos aquí y como Kankel no había estado nunca en el famoso col de Boucharo, pallí que vamos por el transitadísimo, conocidísimo e historiquísimo camino que unía Torla con Gavarnie.
Un par de veces que tenemos que vadear el barranco, a la altura de la cabaña de eléctricas, nos vemos el culo... y eso que ahora no baja ni la mitad de agua al haber dejado atrás el barranco de Sandaruelo...
Sorteando regatos y zonas encharcadas nos plantamos en el puerto donde hace un viento de sur atroz y un frío que pela. Hasta aquí, no hemos visto ni un minuto el sol y el día es sumamente desapacible....pero es pronto todavía. ¿Y si vamos a comer a Sarradets?
Iniciamos la marcha bajo las murallas de los Gabietos y del Taillón donde se para un poco el viento pero cada vez se nubla más y cada vez hace más frío... joder con las previsiones.
Se nos quitan las ganas de todo. Nos damos la vuelta y volvemos por el mismo sitio después de comer rodeados de Marasmius oreades en una campa.
El colofón, hayamos o no hayamos hecho nada, como siempre con una galimba en el refugio de Bujaruelo gozando de los únicos rayos de sol que hemos tenido en todo el día.
Hala pues...

5 comentarios:

Enrique Martínez Labalsa dijo...

En fin, que la cabra tira al monte, y esta vez aunque no hayas ido a agujeros oscuros húmedos y profundos, tenéis que terminar chapoteando por las aguas.Es claro que el dios de los senderistas os intenta confundir. Un abrazo y feliz toalla

Baldo Pérez dijo...

Lástima del día. Aunque en esa zona, cualquier plan, por malo que parezca, resulta bueno.
Como curiosidad, esa pasarela lleva hecha una maraña de hierros desde hace un tiempo.

Saludos.

Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

Ese barranco tiene muy malas pulgas y no me extraña en absoluto pues hace unas primaveras las pasamos de a metro para cruzarlo después de bajar por medio de la suroeste del pico.
¡No sé cómo pueden recoger tanta agua!
Bueno, otro día será que Bernatuara esperará.

Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

Esos dos barrancos tienen muy malas pulgas y no me extraña en absoluto ya que hace unas primeveras las pasamos bastante canutas para cruzarlos cuando bajábamos la Sudoeste de Bernatuara. No sé como pueden recoger tanta agua.
D ecualquier forma Bernatuara esperará.
¡Que vaya bueno!

Roberto Gimenez Lardies dijo...

Si ya te decía yo, menos mal que no subí. Bueno así aproveche para darle un empujón a la superproducción Hollywoodiense.