sábado, 21 de septiembre de 2013

OTURIA EN BICICLETA

Siempre es un placer subir a Sobrepuerto, pero cuando estás de vacaciones, entre semana y con un día casi primaveral pues más todavía. Hoy martes me voy a hacer una de las rutas clásicas, de las que hay que hacer si vives en este valle y pedaleas por bosques, cerros y colinas como lo haría Heidi si viviera en este siglo...ah!, no, que la habrían desauciao ya de su casita en las montañas y a su abuelo lo habrían detenido por pederasta.
Bueno, pues la vuelta consiste en subir por la pista de Oliván, llegar a la Cruz de Basarán, cruce de camino y ombligo de Sobrepuerto, ir hasta Cortillas e iniciar la larga y penosa subida hasta la cima de Oturia para luego bajar por el paco de Casbas y, de allí a Lárrede.
Hala pues, vamos al lío.
Ocho y media de la mañana y aparcando debajo de Oliván, en el cruce de pistas. Hace fresquete...¡qué coño fresquete! ¡¡¡Hace un frío que pela!!!! Lo mejor para el frío, el movimiento.
La pista se inicia justo debajo del pueblo, cruzamos (el perro y yo) el barranco de Oliván e iniciamos una larguísima subida, de más de 12 km que nos llevará a la Cruz de Basarán. Como norma sube bastante suave pero hay repechos que se te atragantan, sobre todo pasado el desvío a Ainielle. Además, aquí me empieza a pegar el sol y voy protegido del viento...estoy sudando como un pollo.
Cuando llego a la Cruz, paro a echar un bocao. Llega un coche con idea de buscar setas y allí estoy un rato charrando con ellos hasta que me quedo otra vez frío y el Yeti mostrándose excesivamente cariñoso con la señora. Arranco hacia Cortillas a donde llego enseguida.

Me planteo entrar en el pueblo, pero la verdad es que no hace demasiado calor, pese a ser casi las once. Además, tengo previsto volver a subir aquí el domingo que viene así que lo bordeo por la pista que va por el norte, paso al lado del barrón que sustentó, en su día, la cruz de término e inicio una larguísima, tediosa y dura subida que me llevará, tras pasar la arruinada mallata de Sta. Cruz, muy cerca de la Mallata San Cocobá.
Aquí si que me voy a acercar, más que nada para que beba el pobre perro que va detrás mío con una lengua que se le enrolla en las patas delanteras.
Anda que no estaba acalorao ni nada...nada más ver la fuente, se echa dentro del abrevadero y allí está un rato más feliz que chupilla haciéndose unos largos ante la mirada alelada de las vacas que no se atreven a acercarse a beber
A partir de aquí, la pista se deteriora notablemente y subo andando tranquilamente disfrutando del paisaje. Paso a la vertiente norte de Oturia, por una pista destrozada por las vacas hasta que la abandono para iniciar una subida que es corta pero que se me hace muy dura, por medio de la hierba y con la bici arrastro.
Raro es el día que subes a este monte y no te encuentras a alguien. Hoy ha sido un APN que está allí rastreando quebratahuesos a los que se les ha puesto un collar con un trasmisor. Charramos un buen rato, me explica como lo hacen (lo de rastrear quebrantahuesos, se entiende), compartimos almuerzo y tragos mientras los perros que portamos hacen amistad (que tampoco te creas que se llevan demasiado bien... )
Al final, después de disfrutar del paisaje y de la conversación un buen rato me voy para abajo.
Más rato desmontao que en bici, llego a la pista y enseguida cojo el camino que me llevará a Casbas.
Esta senda fue limpiada hace poco por voluntarios de Sabiñánigo y señalizada, de forma que se puede bajar muy bien montado en la burra sin tenerte que desmontar en ningún momento. Acorta notablemente la pista y además es bastante más majo y más entretenido. En un suspiro llegamos a Casbas donde se coge otro desvío que nos llevará a Lárrede previo descenso por una senda bastante más trialera que la que hemos seguido hasta aquí.
Mira que habré pasado veces por aquí, y sigue pareciéndome preciosa la vista  desde la senda de la torre con Oroel de fondo.
Hala, que ya no queda nada y voy a llegar a comer a casa a buena hora.
De Lárrede se va hacia Oliván un tramo por carretera, pero luego cojo la senda que, por encima de San Juan de Busa, va a cruzar el barranco (momento que el perro aprovecha para meterse hasta la punta el morro dentro de una badina) y de allí, en pocos minutos otra vez al coche.
Pues nada...se acabaron las vacaciones.
Aquí tenéis el track del recorrido.
Hala pues...

4 comentarios:

Bruno dijo...

Eyer vi en la tele a un señor calvo y con pendiente que afirmaba llamarse igual que tu ;)
Da gusto que todavía haya montañeros ilustrados y no solo buscadores de endorfinas y adrenalina por los montes.

J. M. N. dijo...

Bruno, ese es el doble que han contratao para las escenas de riesgo...yo soy mucho más guapo, aunque también llevo pendiente y si, en eso tienes razón, hace días que dejé el buscar adrenalina para buscar belleza e historias por esos montes.
Me alegro que te gustara.
Saludos.

Ana Del Valle Picatoste dijo...

Gracias José Miguel por hacernos partícipes de tus aventuras y comentarios. Me da pena no saber la situación de esos parajes de Sobrepuerto que recorres, pero algo de idea me hago.
Un saludo.

Pirene dijo...

Jodó que sobo! y lo a gusto que se queda uno/a oyes!

Tengo ganetas yo de subir el oturia con nieve, a ver si este invierno se porta y, no tanto como el pasado, pero nos regala un poquito de blanco para sacar los trastes.

Ale pues!