domingo, 24 de febrero de 2013

SANTA OROSIA, OTRA VEZ

No están siendo especialmente prolíficos estos últimos tiempos en salidas al monte. Entre gripes, guardias y el puñetero tiempo que nos está haciendo, o no se puede o no apetece. Sin embargo, mis huesos y articulaciones me piden que los mueva este finde. Que ya toca, aunque fuera poco...que salga un rato para mover las piernas y desentumecer los músculos atrofiados en este largo, frío y duro invierno.
Durante toda la noche, en Biescas, ha habido vientos huracanados y la temperatura no ha debido subir de menosvarios grados bajo cero así que el día no se presenta para demasiadas florituras. Y, además, me voy solo así que no nos vamos a ir muy lejos ni arriesgar demasiado. En un día como éste, una pierna rota puede significar, entre pontebienyestatequieto palmarla como la debió palmar Ötzi. Parece una exageración, pero no lo es y uno ya está empezando a tener edad de cuidarse (o de que le cuiden).
A las nueve estoy aparcando en Yebra. Yo que pensaba que aquí estaría protegido del puto viento norte que nos va a volver locos...los cojones. Apenas salgo del coche y una ráfaga casi me tira largo.
Me calzo y empiezo a subir por un camino trillado cientos de veces. Me conozco cada curva, cada repecho, cada lugar donde nace alguna planta interesante (aunque hoy, entre las heladas y el viento, está todo más seco que el ojo un tuerto) y cada ermita. Porque sí, este camino que a fuerza de pasar y de verlo desde críos los de este valle apenas le prestamos atención, es una de las rutas sagradas más interesantes del Pirineo y, a pequeña escala, de la Península Ibérica. Se trata del supuesto recorrido que hizo la legendaria Orosia   camino del martirio en los oscuros tiempos medievales y está jalonado de ermitas que nos recuerdan su paso. Sin embargo, el camino es un itinerario de peregrinación mucho más antiguo que el cristianismo. Se trata del acceso a un lugar de poder, a una Montaña Sagrada a la que el creyente accederá tras pasar una serie de pruebas o "trancos" independizados mediante ermitas. Ya os he hablado alguna vez del ínclito antropólogo Mircea Eliade y su obra magna en la que nos da las claves, entre otras muchas cosas, del origen de la religiosidad en la prehistoria y de la presencia, en todas las culturas del mundo mundial, de lugares donde se conjugan los elementos naturales para despertar la conciencia religiosa del hombre. En estas cosas andaba yo pensando cuando llego a la tercera ermita, la de las arrodillas. En realidad no es tal, como podéis ver en la foto, es una pequeña hornacina que cobija una gran piedra de arenisca en la que hay grabada dos huecos cóncavos, unas estrías longitudinales y una cruz en el centro de todo. La leyenda cuenta que los huecos son las rodillas de Orosia que paró allí a orar y las estrías los tajos dados por el infiel con la cimitarra al ver que, otra vez, se había escapado la joven a sus lascivos requerimientos. Lo cierto es que, pese a lo que digan los hagiógrafos de la santa, las cazoletas son un motivo recurrente en petroglifos de todo el mundo a los que, todavía, no se le ha encontrado una explicación convincente. Estamos pues, ante una piedra sagrada mucho antes de la alta edad media que, con posterioridad, se cristianiza y se engloba dentro del culto que vino a sustituir viejas y olvidadas deidades paganas.
Curiosamente, no se si tendrá alguna relevancia, la ermita se enclava justo donde las margas del eoceno (40 m.a., día arriba, día abajo) confluyen con los conglomerados deltáicos del oligoceno (30 m.a.). Bueno pues, a partir de aquí, el camino aprovecha escarpes y rallas de conglomerado para seguir subiendo, cruzar el barranco que se despeña en una hermosa cascada calcificada de 25 m. allí mismo y se mete en una ladera orientada al oeste. Aquí cambia la orientación y, por ende, la vegetación y la temperatura. El camino ahora está todo cubierto de hielo y nieve dura. Paso la Cruz de Gualda, donde en tiempos habia una gran cruz de madera que se veía desde Yebra (todavía se puede ver el agujero donde estaba clavada) y me encaro hacia los santuarios rupestres y la gran cascada que se descuelga desde arriba.
Pese a las veces que he subido, pese a tenerlas vistas y fotografiadas una y mil veces las llamadas cuevas de Yebra siguen siendo, para mí, uno de los lugares más mágicos y más bonitos del Piri. Y si al entorno espectacular unimos la ola de frío siberiana-polar y un viento que se lleva el agua muchos metros más allá de la caída de la cascada, el resultado es absolutamente asombroso. Tanto que he estado más de una hora haciendo fotos y mojándome de arriba a abajo para intentar captar toda la belleza del lugar.. Pero no ha sido posible, claro. Las fotos pueden darnos una idea de como estaba aquello pero habría que unir el ruido del agua cayendo, el estruendo de los bloques de hielo que se desprendían (y que acojonaba) y el viento silbando y envolviéndote de agua que se helaba al instante. El paso del tramo de las ermitas había que hacerlo con un cuidado extremo. Todo el camino estaba helado con un hielo de esos que parecen cristal y que patinaba que no veas. Además había un ventisquero completamente helado e inclinado hacia el abismo que he tenido que pasar de rodillas a falta de hierros y demás artilugios propios y necesarios para moverse en entornos glaciares.
Una vez rebasada esta zona noto elevado el ritmo cardiaco, vértigo, confusión, temblor, palpitaciones, depresión e incluso alucinaciones. No se si achacar estos preocupantes síntomas al frío, a los patinazos o, lo más probable, a estar aquejado de el síndrome de Stendhal. Sigo subiendo y, aunque algunos de los síntomas remiten, sigo sufriendo alucinaciones. De hecho, estoy viendo a escasos tres metros delante mío, un quebrantahuesos posado en medio del camino. El bicho se está acicalando las plumas con el pico como lo hacía el periquito de mi madre y ni se ha enterado que estoy allí. Justo cuando intento sacar la cámara con todo el cuidado del mundo, aparece el Yeti que hacía ratos que habia desaparecido y me lo espanta. Mecagonmiputacalavera. Le podría haber sacado en una foto el blanco del ojo (bueno, en este caso el rojo).
La salida al puerto es brutal. Debe haber ráfagas de casi 100 km/h que unidas a la temperatura deben dar una sensación térmica ( o windchill para los guays) de muchos grados bajo cero. Pensaba ir a almorzar a la ermita, al lugar que marca el martirio de Sta. Orosia, pero ¿paqué más martirio que este viento que me ha arrancado el gorro de lana encasquetao hasta las orejas??? Me bajo en zerocoma por el camino de San Román.
Poco más hay que contar. La bajada no ha tenido ningún problema. Conforme voy bajando se reduce mucho la intensidad el viento (aunque no se llega a calmar) pero la temperatura no sube lo que hace que el camino esté especialmente duro. Paro a hechar un bocao en la Cueba d'os tres ujeros ¡El vino se está empezando a helar!!! ¿a cuantos grados bajo cero se hiela el vino???? Llegado a San Román, donde no veo un alma, cojo el GR-16 que, cruzando el barranco Gabardué y entre campos y huertos abandonados, me deja en la corona de Yebra donde veo a los primero humanos del día. Como no puede ser de otra manera, son aguerridos cazadores que se me miran sin responder a mi saludo -lo hago más por educación y un poquito de acojono que por simpatía, que conste-. Poco más allá, después de bajar por zonas de margas acarcavadas cuajadas de fósiles, llego al coche. 
Bueno,aunque los caminos están perfectamente marcados y señalizados y es imposible perderse en esta montaña, aquí tenéis el track.
Hala pues...

10 comentarios:

felquera dijo...

Yo, que encara que van cayendo es anyos tiengo menos conoiximiento que con 20 anyos, ahier me'n puyé ta Comodoto prencipiando a caminar a las 5 d'el maitín. Cargué con las raquetas en la chepa tot el día, pero m'habrían venito millor es crampons, como a tu pa cruzar ixe tempán de chel. Hue he marchato enta Pineta, pero tenebe ganas d'ir per ixa zona tuya, ta Os Lucars o, aora que veigo ixes churros de chel, enta Santa Orosia.
Mala suerte con el trenca, yo cuento que tiro a'l can per lo cillo enta abaixo :-D
Salut.

Ritxi dijo...

aunque no viene al hilo, me han pasado esto de la tele del año pasado, saliste muy majo..
http://www.youtube.com/watch?v=3Holp4wkauU
anda que si coincide con el dia que lo bajamos :)

Pirene dijo...

Así que síndrome de Stendhal??? jejeje

Paice ser que a pesar de todo nos vamos animando. Yo también he hecho "algo" este finde, si saco un rato lo cuelgo que ya lo tengo redactado. En mi caso ni síndrome de Stendhal ni ná... ¡pájara de las buenas! si es queee....

Ya pasé yo una vez por la cascada con el suelo helado asín mismo como tú lo describes y valla ratico malo, sí.

Ale pues! a ver si ahora ya no paramos aunque sea poquito a poco.

Salud!

J. M. N. dijo...

Felquera,parexco bel beraniante...tenerba que aber puyato os crampons pero qui lo se iba a imaxinar que ixo yera asinas de mal???
De totas formas ye todo polidísmo y mira que cada ibierno que pasa me cuaca menos o fredo y o chelo. Aún asínas no me resisto a ir a fotiar bels churros que bi-ha por istas bals.
Salú.

Marian, no me deja publicar tu comentario ¿Has hecho algo a Bill Gates para que te tenga manía??? de todas formas, gracias por pasarte y comentar (yo si que lo he leído, gracias por tus halagos).

Ritxi, hoy mismo he hablado con una tipa de Aragón TV que quieren subir a grabar la cascada y me han preguntado que si no me atrevería a bajarla para que nos grabaran y entrevistaran al llegar abajo ¿como???? ¿Me estás diciendo que no hay güebos???? Ya he quedao con ella, pal jueves o el viernes...a ver si suben y me vuelves a ver en la tele diciendo tonterías y disfrazao de hombre-tritón.

Pirene, por supuesto que nos animaremos, solo nos hace falta un rayo de sol ¡Oh, oh, oh!, en mi corazon ¡oh, oh, oh! estooo..perdón.
¿Sabes a donde me levanté para ir decidido el domingo? A la ralla d'as tiñas en Arguis. Me llamó la atención cuando lo publicaste tú pero visto el día me dio pereza bajar solo hasta allá abajo (el perro no me da conversación, es lo único malo que tiene).
Pues eso, que pese a la previsión de hoy mismo, cada día estamos más cerca de la primavera, el calor y las pozas verde esmeralda de los barrancos.
Saludos a tod@s.

Pirene dijo...

Jo! la verdad es que en esa zona no hubiera sido un paseo agradable, allí da el viento que no veas. Dan mejor para este finde, te lo recomiendo mucho haciendo la vuelta por Bonés.

Ale pues! a pasar buena semana.

POL dijo...

Me hubiese gustado verte a cuatro patas arrastrándote cual limaco por el hielo, je, je.
Cachondeo aparte, cada día estoy más convencido que "La cruz de gualda" que mencionas, sería en realidad "La cruz de guaita" (vigilancia), haciendo referencia a su inmejorable ubicación de observación de todo el camino de ascensión ....
Por cierto, iremos a algún lado este fin de semana???
Salú

David Naval dijo...

Viendo esas fotos e imaginando la escena comprendo tu síndrome de Stendhal, ja, ja….qué bonito!!...Y cuidado con esos pasos expuestos, no te “desprecipocies” por esos cortados!!

Hablando del hombre de Ótzi, pues que igual me he tragado ya tres veces los documentales de los orrorines, los homo ergaster, los afarensis, la tatatatarabuela Lucy y demás hominidos. Igual lo habéis visto en La2, no hacen más que repetirlo.

Pensar de donde venimos es un tema fascinante. El hombre de Neandertal es algo que no deja de asombrarme, otra especie humana que vivió prácticamente hasta ayer, porque 25 o 30.000 años no son nada.

A veces me da por pensar que nuestra especie ya está en involución, solo hay que mirar un poco en derredor, y que estamos condenados a la extinción, más pronto que tarde. Desde luego nos lo estamos ganando a pulso.

J. M. N. dijo...

Pol, los limacos son gasterópodos y se arrastran con la tripera (gasteros=estómago, podos=pies)...yo no llegué a tanto, me puse de rodillas y anduve como un cuadrúpedo (cuadru=cuatro, pedos/podos=pies) todavía me queda algo de dignidad, aunque no me vea nadie :-)

David, los documentales esos los tengo yo fusilados de internet y los he visto varias veces. Si señor, la evolución humana es un tema apasionante. De hecho, el último libro que he leído se titula "Cromañon" de Brian Fagan. Interesantísimo estudio de los cromañones y su posible interacción con los neandertales.
No olvidemos que éstos últimos aguantaron sobre la faz de la tierra más de 200.000 años y aguantaron glaciaciones y grandes cambios ambientales. Y nosotros, pobres de nosotros, llevamos apenas 40.000 años y de éstos, en los últimos 100, nos hemos cargado más de la mitad de los recursos naturales. Sí, decididamente, estamos abocados a la extinción...hay estudios que dicen que, como mucho, en 5 generaciones creciendo a este ritmo y si algún pirao no se le ocurre hacer alguna barbaridad antes.
Por cierto, la zona de Sta Orosia es muy interesante también desde este punto de vista. Obviamente allí no hubo neandertales (o sí) pero cromañones...hace pocos días estuve fotografiando tres hachas pulimentadas preciosas encontradas en las faldas de esa montaña y en determinados lugares afloran microlitos, puntas de flecha y raederas de las gentes que allí vivieron.
Estaría bien quedar un día para hacer monte y hablar de todos estos temas. Joder, me has tocado un tema que me entusiasma
Hala saludos a todos.

David Naval dijo...

Hola JM,
Igual avanzada la primavera podríamos hacer una andada por esa zona de Santa Orosia. Desde luego con un guía como tú sería un placer y muy didáctico seguro.
Ahora, yo lo que más haré será escuchar porque estos temas me llaman mucho la atención y reconozco que me hacen pensar y plantearme cosas pero soy un bisoño total.
Saludos.

J. M. N. dijo...

Eso está hecho, David.
Ya iremos hablando.
Saludos